POSTED BY Administrador | Mar, 08, 2021 |

Para qué sirve, cómo se realiza y resultados

El Examen de vitamina D tiene como objetivo verificar la concentración de vitamina D en la sangre, ya que esta vitamina es importante para regular los niveles de calcio y fósforo en el organismo.

Este examen normalmente es solicitado para monitorear la terapia de reemplazo con vitamina D o cuando hay signos y síntomas relacionados con la descalcificación ósea, como dolor y debilidad muscular, por ejemplo, siendo la mayoría de las veces solicitado junto con la dosificación de calcio, PTH y fósforo en la sangre.

Vitamina D: para qué sirve

La vitamina D es una vitamina liposoluble producida naturalmente en el organismo a través de la exposición de la piel a la luz solar, pudiendo también obtenerse en menor proporción de la ingesta de algunos alimentos de origen animal, como los pescados, yema de huevo y leche fortificada, por ejemplo. 

Esta vitamina cumple funciones vitales en el cuerpo humano, principalmente en la regulación de las concentraciones de calcio y fósforo en el organismo, favoreciendo la absorción de estos minerales en el intestino y regulando las células que degradan y sintetizan los huesos, manteniendo así sus niveles en la sangre. 

La deficiencia de esta vitamina podría causar anormalidades óseas como osteomalacia u osteoporosis en las personas adultas o raquitismo en los niños. Además de esto, algunos estudios científicos también han relacionado la deficiencia de esta vitamina con mayor riesgo de desarrollar diversos tipos de cáncer, diabetes mellitus e hipertensión arterial.

¿Cómo se realiza el examen?

Para realizar el examen, no es necesario realizar ninguna preparación especial. El examen se realiza por medio de la extracción de una pequeña muestra de sangre, que nuestro laboratorio analiza.

La vitamina D es producida a partir de una sustancia derivada del colesterol presente en la piel, que cuando es estimulada por la luz ultravioleta del sol, se convierte en colecalciferol, conocido como vitamina D.

No olvides que el calcio y el fósforo son dos minerales muy importantes que ayudan a formar adecuadamente nuestros huesos.

TAGS: