POSTED BY Administrador | Nov, 10, 2019 |

Realízate el examen Antígeno Prostático Específico Total

En las últimas dos décadas, ha aumentado a nivel mundial el cáncer de próstata. En Chile, constituye la segunda causa de muerte por cáncer en hombres.

El cáncer de próstata es una enfermedad silenciosa, ya que sus síntomas aparecen tardíamente, cuando está en una fase avanzada. Por esta razón, y como no existen métodos eficaces de prevención, la detección precoz juega un papel fundamental.

¿Qué es la próstata?

Es una glándula presente en los hombres, del tamaño y forma de una nuez, que se ubica inmediatamente bajo la vejiga, rodeando completamente la porción inicial de la uretra, conducto por el cual sale la orina, y por delante del recto. Esta característica permite que pueda ser evaluada a través del tacto rectal.

¿Qué enfermedades puede presentar la próstata?

Inflamación o infección

Puede ocurrir a cualquier edad, incluso en jóvenes. Los síntomas más comunes son: orinar frecuentemente, dolor o malestar en la pelvis, ardor con la micción y fiebre.

Adenoma de próstata

Es un problema que a menudo comienza entre los 40 y 45 años. Debido a cambios hormonales, la próstata aumenta su tamaño y comprime la uretra, impidiendo el paso de la orina desde la vejiga hacia el exterior. Esto puede causar síntomas urinarios molestos que incluyen aumento de la frecuencia y urgencia para orinar, flujo urinario débil y/o despertarse muchas veces para orinar en la noche.

A los 60 años, aproximadamente la mitad de los hombres sufre de algún síntoma relacionado con este crecimiento, los que van aumentando con la edad. Entre los hombres que presentan adenoma de próstata, alrededor del 50% requiere de algún tipo de tratamiento, ya sea farmacológico o quirúrgico. Los síntomas son generalmente de aparición lenta y sus mayores complicaciones son la retención urinaria, las infecciones, el sangramiento y la insuficiencia renal en casos avanzados.

Cáncer de próstata

Es el segundo tumor maligno más frecuente en hombres mayores de 50 años. En Chile, el cáncer de próstata ocupa el segundo lugar en mortalidad en hombres, después del cáncer gástrico, observando una tendencia al alza en los últimos años.

A diferencia del adenoma, los síntomas del cáncer prostático son tardíos y generalmente aparecen cuando la enfermedad está avanzada, de ahí la importancia del control anual para detectarlo precozmente.

¿Cuáles son los síntomas que hacen sospechar de un problema prostático?

  • Flujo débil al orinar.
  • Dificultad al inicio de la micción.
  • Orinar con frecuencia.
  • Urgencia miccional (necesidad imperiosa de orinar).
  • Orinar frecuentemente de noche.
  • Interrupción del flujo urinario (detenerse y volver a comenzar).
  • Dolor o ardor al orinar.
  • Hematuria (presencia de sangre en la orina).
  • Dolor en el área pélvica.
  • Factores que aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de próstata
  • Edad: está claramente establecido que la incidencia de cáncer prostático aumenta en forma importante desde los 45 – 50 años.
  • Raza: por razones que aún se desconocen, los hombres afroamericanos presentan con mayor frecuencia esta patología, los de origen asiático, por el contrario, tienen tasas muy bajas.
  • Historia familiar: aproximadamente, el 15% de los hombres con cáncer de próstata tiene familiares en primer grado, padres o hermanos, que han presentado esta patología.
  • Alimentación y sobrepeso: investigaciones han revelado que quienes consumen mucha carne roja o productos con alto contenido de grasa tienen un leve aumento de la probabilidad de desarrollar cáncer de próstata. Estos mismos hombres tienden a comer menos frutas y verduras. Claramente, existe una relación entre obesidad y mayor riesgo de desarrollar cáncer de próstata.

¿Quiénes deben controlarse?

Se recomienda un control urológico anual a todos los hombres desde los 45 años y una evaluación inmediata si presenta alguno de los síntomas que hacen sospechar un problema de próstata. En caso de antecedentes de familiares directos que han presentado cáncer de próstata, el control debe iniciarse a edades más tempranas (40 años).

¿En qué consiste el control preventivo?

Es una consulta con un urólogo que evalúa la presencia de síntomas, antecedentes personales e historia familiar, y donde se realiza un examen físico completo que incluye la palpación de la próstata a través de un tacto rectal y se solicita un examen de antígeno prostático específico (PSA).

¿Qué es el antígeno prostático específico (PSA)?

El antígeno prostático específico es una glucoproteína producida normalmente por las células de la próstata. Se mide a través de un examen que determina la concentración de esta sustancia en la sangre. Es un estudio simple, objetivo, poco invasivo, que ha sido validado como una importante herramienta para conocer el estado de salud de la próstata.

¿Por qué se realiza el análisis de PSA?

Mundialmente, se ha aprobado el uso del PSA como examen complementario al tacto rectal en la detección precoz del cáncer de próstata. Es importante recalcar que no todos los aumentos del PSA se producen por cáncer de próstata. Cuando la glándula prostática crece, los niveles de PSA en la sangre aumentan. Esto puede ocurrir también en otras alteraciones benignas de esta glándula.

Aunque los niveles de PSA por sí solos no ofrecen información suficiente para distinguir entre alteraciones benignas de la próstata y el cáncer, el médico tomará en cuenta el resultado de este análisis al decidir la conducta a seguir.

¿Cuáles son los valores esperados o de riesgo en el examen de PSA?

Un valor de PSA hasta 4 nanogramos por mililitros (ng/ml) es considerado normal para un hombre promedio. En hombres adultos jóvenes entre 40-59 años se aceptan niveles de PSA hasta 2.5 ng/ml.

Niveles más altos de PSA deben ser evaluados e interpretados por el médico urólogo para determinar si procede efectuar exámenes adicionales.

Recuerde cumplir con los requisitos para la toma de muestra, los puede revisar click AQUÍ

TAGS: